Me cuesta respirar

Me cuesta respirar

¿Has experimentado esa horrible sensación, verdad? Convivir con una nariz tapada es algo realmente incómodo. Te cuesta respirar, tienes una sensación de mucosidad continua e incluso no oyes las cosas claramente. Este problema se llama congestión nasal y en las épocas invernales es con diferencia la época del año en la que es más fácil que la sufras.

 

Lo que te causa esta afección es una inflamación de los vasos sanguíneos de la nariz y los desencadenantes más comunes seguro que también los conoces muy bien. Porque, de hecho, cuando sufres de congestión nasal generalmente se debe a que estás pasando por un resfriado común, una gripe o una infección sinusal. En los períodos invernales, los virus y bacterias que crean estas afecciones son también los causantes de que tú sufras esa incómoda congestión nasal. Por ello, es en estas épocas de frío y cambios de temperatura bruscos cuando debes extremar la precaución y tomar medidas al respecto.

 

Sin embargo, existen además otras posibles causas menos comunes, pero que también debes tener muy en cuenta. Por ejemplo,  si sufres algunas enfermedades como rinitis alérgicas, rinitis vasomotora o pólipos nasales es muy probable que también padezcas este trastorno.

 

La congestión nasal puede afectar realmente tu calidad de vida y por eso, conocer como combatirla es, sin duda , una gran idea.


Ver solución